XENTE NOVA E LEÑA VERDE TODA É FUME

15,00

Vacile generacional amadriñado por la caralluda Rebeca Fernández, gallega residente en la gran urbe metropolitana.
Allí derrocha talento en escenarios teatrales, platós, tarimas y cuanto escenario se atreva a instalarse bajo sus pies.

Autoderrisión, licencia de juventud, guiño a la sabiduría rural, analgésico de la explosión hormonal adolescente.
Dentro de su simplicidad naturalista, esta frase encierra la sabiduría calma, la que se atesora sin prisas, la hecha de vivir y aprender, de vivir y hacerse heridas en los costados del alma.

La sabiduría que es una inspiración, un guiño robado, el beso del domingo por la tarde, al trasluz del café Gijón.

Y aún encierra más enseñanzas, la estupidez atolondrada de la prisa en que nuestros días se instalan, las carreras en el metro, las visitas express al museo donde mereciera la pena vivir, el tour Imserso en las ruinas del Foro de Roma, las pantallas que roban conversaciones a base de wifi en las meriendas de bar. Todo e fume.

Y contra o fume, la belleza tranquila, el arte en silencio, sin politonos, la emoción en la platea, también da xente nova, en el teatro, y un monólogo molón, de esos pielghaliñáceos, como los de Rebeca Fer.

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies